Historia

Desde los tiempos adonde las culturas indígenas habitaban nuestro país. La sal ha sido un producto bien presente tanto en la alimentación humana como en la medicina popular y doméstica, en remedios que se aplicaban a personas y a animales.

En su inicio, como todas las grandes culturas sedentarias, la civilización Lenca se vio obligada a conseguir fuentes alternas de sodio para su alimentación. Fue justamente en la zona del Golfo de Fonseca donde se cosecharon grandes cantidades de sal que dieron vida a los pueblos y comercios de la zona.

ITZALT es producida en las salineras ubicadas en Playas Negras, lugar adonde los Lenca también explotaban de forma importante sal marina de forma artesanal. Esa historia es parte del nombre de nuestra marca que proviene de una adaptación del nombre sal en idioma indígena Iztalt.

La riqueza natural del sol y la pureza salina del océano se alían con las manos expertas de los trabajadores de la sal para recoger una sal rica en minerales y oligoelementos.

ITZALT, es caracterizada y reconocida a nivel nacional por la calidad y pureza de sal así como por su trayectoria en las exportaciones de sal industrial en nuestro país.

Deja un comentario